6 razones por las que tu dieta debe incluir diversidad

Piensa en lo que comiste hoy, hace 3 semanas o incluso el año pasado ¿qué tanto ha cambiado tu dieta? Algunas personas incluyen gran variedad de alimentos pero muchos de nosotros caemos en la trampa de comer la misma comida día tras día. 

¿Sabías que si no consumes una gran variedad de alimentos te estás perdiendo de un sinnúmero de beneficios para la salud? A pesar del gran auge que han tenido los superfoods ningún alimento por sí solo tiene todos los nutrimentos necesarios para tener una salud óptima. Si tienes una dieta balanceada y con una gran variedad de alimentos es más fácil asegurar que estás consumiendo la cantidad adecuada de los nutrimentos que necesitas para estar en las mejores condiciones posibles.

1. Diversidad = estabilidad 

Hay una teoría que establece que la biodiversidad esta muy relacionada con la estabilidad porque tendrás un suministro constante de vitaminas y minerales. Si por alguna razón el suministro de algún nutrimento se interrumpe, tienes otras fuentes de las cuales puedes obtener ese nutrimento en específico haciendo más fácil mantener la homeostasis o estabilidad. 

El Dr. Bruce Aimes desarrolló una teoría conocida como Teoría de Triage en la que dice que la supervivencia a corto plazo le gana a la supervivencia a largo plazo, lo que significa que cuando hay insuficiencia o deficiencia de nutrimentos esenciales las funciones biológicas que son necesarias para la vida (respirar, hacer la digestión, mantener la temperatura corporal, hacer latir el corazón) se sobreponen a las que no lo son. Las deficiencias a largo plazo pueden llevar a enfermedades crónicas. 

2. Una microbiota intestinal saludable 

La microbiota del intestino es increíblemente importante para nuestra salud y entre más variada sea es mejor. ¿Cuál es la mejor estrategia para lograrlo? Consumir una dieta muy variada. Se ha demostrado que los alimentos en específico son más importantes que el tipo de dieta, el factor más determinante en la composición de la microbiota es la diversidad y composición de la dieta.

3. Menor riesgo de alergias e intolerancias alimentarias

Cuando se consume el mismo alimento una y otra vez, se aumenta el riesgo de desarrollar una intolerancia o alergia a ese alimento. Se ha visto que una disminución en la diversidad de alimentos entre los 6 y 12 meses de edad tiene una asociación con la rinitis alérgica y el asma. También, se ha visto que los bebés que consumen una dieta diversa rica en frutas y verduras, así como alimentos preparados en casa, tienen menos incidencia de alergias alimentarias en comparación con los niños que consumen una dieta menos diversa.

4. Sinergia nutricional

Se ha encontrado que un consumo alto de frutas y verduras ayuda a prevenir enfermedades del corazón y cáncer. Sin embargo, cuando los estudios se han enfocado en los antioxidantes individuales, han encontrado el efecto opuesto. Por ejemplo, un estudio encontró que la suplementación con beta-caroteno en realidad aumentó la incidencia de cáncer de pulmón.

Otro estudio encontró que la suplementación con vitamina E realmente aumentó el riesgo de cáncer de próstata. Aunque estos resultados pueden parecer contradictorios, puede ser que estos nutrimentos requieran actuar en sinergia con otras moléculas para tener efectos benéficos. Cuando se consume una variedad de alimentos, se obtienen miles de fitoquímicos que  actúan juntos para poder brindar beneficios a la salud.

5. Reducción de la inflamación

La inflamación se asocia con varias enfermedades crónicas, incluyendo la diabetes y las enfermedades del corazón. Consumir una variedad de frutas y vegetales se relacionada con menor cantidad de proteína C-reactiva un biomarcador inflamatorio. Aunque no se ha encontrado una asociación directa con la reducción en los riesgos cardiovasculares y de otras enfermedades, la reducción de la inflamación es importante para la prevención de muchas enfermedades crónicas.

6. Combatir el estrés oxidativo

Otro factor común en muchas enfermedades es el estrés oxidativo. Últimamente se han realizado muchos estudios sobre los antioxidantes, que son compuestos que actúan neutralizando los radicales libres para reducir el estrés oxidativo.

Un estudio buscó confirmar si al consumir una dieta rica en frutas y verduras, una fuente de antioxidantes, se reducía la peroxidación de lípidos y la oxidación del ADN. Sus hallazgos indicaron que tanto las dietas de baja como de alta biodiversidad tenían una asociación con la reducción de la peroxidación lipídica, pero sólo la dieta de alta biodiversidad redujo la oxidación del ADN.

Ahora ya lo sabes, contar con una dieta con diversidad de nutrientes ayuda a prevenir enfermedades crónicas, la inflamación y el estrés oxidativo. Ahora es el momento de empezar a salir de su rutina e incorporar alimentos nuevos y diferentes a tu dieta.

Contáctame para reservar una Consulta Profesional y conocer más sobre la dieta cetogénica.