5 formas de usar el vinagre de manzana para resetear tu intestino

De acuerdo al Dr. Vincent Pedre autor del libro Happy gut, el vinagre de sidra de manzana es el único vinagre que pueden utilizar los pacientes con crecimiento excesivo de levaduras o cándida.

Su alto contenido de ácido acético, lo hace un excelente agente anti microbios que protege al cuerpo en contra de bacterias dañinas y levaduras.

A continuación, te compartimos 5 formas facilísimas y de bajo costo para incorporar el vinagre de sidra de manzana a tu vida que te ayudará, entre otros beneficios, a mejorar tu digestión y salud intestinal.

1. Utilízalo en aderezos para ensalada.

Para los aderezos la proporción perfecta es una parte de vinagre y 3 partes de aceite. El vinagre de sidra de manzana combina perfecto con aceite de oliva, aceite de aguacate, aceite de hemp, aceite de nuez. Elige el de tu preferencia y haz lo siguiente:

  • Mezcla el vinagre de sidra de manzana y una cucharada de mostaza.
  • Posteriormente, agrega el aceite usando la proporción 3:1, es decir, si tienes 1 cucharada de vinagre usa 3 cucharadas de aceite y esto te rendirá para una ensalada para 2 o 3 personas.
  • Revuelve con fuerza todo el tiempo.
  • Ponle sal al gusto.
  • Te lo puedes comer solo o sazonarlo más con echalotes picados, hierbas frescas, ajo picado o ralladura de limón. 

2. Haz un shot fortalecedor del sistema inmune.

Este shot es un poco más laborioso, pero el resultado vale la pena, pues se trata de una bebida que te defenderá de enfermedades como resfriados y gripas.

  • En un frasco ralla unos dientes de ajo, un poco de rábano, un poco de raíz de jengibre fresca, una cebolla picada, ralladura y jugo de limón.
  • Llena el frasco con vinagre de sidra de manzana hasta que todos los ingredientes estén cubiertos y haya aproximadamente 2.5 cm arriba de ellos.
  • Tápalo y déjalo reposar por unas semanas (sí semanas, el chiste es que se fermenten).
  • Cuando esté listo para tomarlo, cuélalo y tira los sólidos y conserva el líquido, agrega miel al gusto si así lo prefieres.
  • Tómate un shot cada vez que sientas que te estás enfermando o diariamente para fortalecer tu sistema inmune.

3. Calma tu alma con una saludable sidra de manzana.

¿Acaso hay algo más rico en el invierno que una deliciosa taza de sidra de manzana calientita? Puedes imitar este sabor mezclando de 1 a 2 cucharadas de vinagre de sidra de manzana, con una generosa cantidad de canela y miel de abeja o de maple. El resultado es una deliciosa bebida que calma el intestino y mejora tu digestión.

4. Crea un elixir matutino energizante.

Incluye esto en tu ritual matutino (muchos especialistas en medicina funcional lo recomiendan). En un caballito de tequila, mezcla el jugo de un limón, un chorrito de vinagre de sidra de manzana, una pizca de sal de mar y agua hasta que esté lleno.

5. ¿Alguien dijo dip de queso vegano?

El secreto culinario mejor guardado: si quieres hacer la mejor y más deliciosa salsa “quesosa” no necesitas queso, sino papas. Cuando las papas hervidas son licuadas, sus almidones se liberan creando una especie de salsa mucho más espesa de lo que puedes imaginar.

Para obtener la base para un delicioso Mac and cheese, nachos o papas cocidas, basta con agregar un poco de almidón nutricional para imitar el sabor del queso, un poco de zanahorias para dar color y dulzor, y un chorrito de vinagre de sidra de manzana que ayudará a acidificarlo.

<< Dieta cetgénica y los mitos de las grasas >>

Si deseas conocer más de estas recomendaciones que sin duda mejorarán tu vida, sigue nuestro blog para conocer más sobre bienestar corporal y planes de alimentación centrados en el consumo de grasas naturales como la dieta cetogénica.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *