Curcuma y jengibre

8 alimentos anticancerígenos

Toma nota y ten siempre en tu cocina estos alimentos anticancerígenos.

Siguiendo con las recomendaciones esté mes de la lucha contra el cáncer, te comparto 8 alimentos anticancerígenos que debes tener en tu alacena, así como la mejor manera de utilizarlos.

Cúrcuma

La cúrcuma tiene el flavonoide mas abundante de la naturaleza; la curcumina. Este poderoso antioxidante ayuda a regular la función inmunológica, reducir la inflamación y te defiende contra infecciones y enfermedades, como el cáncer.

De hecho las compañías farmacéuticas pretenden imitar las rutas metabólicas de la cúrcuma en medicamentos, como la aspirina y el ibuprofeno.

¿Cómo utilizarla?: la cúrcuma se puede consumir como bebida caliente, también conocida como leche dorada, en tés o en sopas. Intenta agregar cúrcuma a los platillos de sabor intenso como chiles, guisados o utilízala como adobo para tu proteína (recuerda, pollo o carne siempre orgánica).

Ajo

El ajo contiene alicina, un compuesto de azufre que tiene propiedades que te protegen contra sustancias invasivas, además de inhibir la inflamación, proteger al sistema vascular y ayudar a disminuir los niveles de colesterol. Se ha documentado que el consumo de ajo también ayuda a estabilizar los niveles de glucosa en sangre, proteger contra enfermedades y bacterias, así como potenciar las rutas de desintoxicación.

¿Cómo utilizarlo?: agrega ajo a tu comida, especialmente si lo combinas con algún otro alimento rico en azufre. Puedes agregarlo a cualquier comida para incrementar su poder antioxidante y que sirva como prebiótico.

Asegúrate de romperlo o aplastarlo antes de comértelo, para que se active la enzima alinasa que es la que libera la alicina.

Aceite de oliva

Los fenoles vegetales tienen una gran capacidad protectora para el cuerpo humano. Sirven como antiinflamatorios, antimicrobianos, antioxidantes, antiaging y anticancerígenos.

De manera natural, el aceite de oliva contiene ácido cafeico, que nos protege contra los radicales libres generados por los rayos UV como lesiones de la piel y los patógenos.

¿Cómo utilizarlo?: Los rayos UV son la principal causa de cáncer de piel no melanoma y de quemaduras solares. Puedes utilizar aceite de oliva para proteger la piel antes y después de la exposición al sol. También puede usar aceite de oliva diariamente para hidratar y proteger tu piel, como parte de tu rutina de cuidado matutino.

Chocolate Obscuro

El chocolate obscuro (70% de cacao o más) aparte de ser un postre muy saludable, es un alimento anticancerígeno gracias a que contiene gran variedad de flavonoides y es una excelente fuente de magnesio que hoy en día muchos de nosotros somos deficientes. El magnesio mejora la función nerviosa relajando los nervios, reduciendo la irritabilidad y nerviosismo y aliviando la tensión muscular.

¿Cómo utilizarlo?: Puedes hacer un trial mix que tenga pedacitos de chocolate amargo + frutos secos orgánicos + semillas + canela, preparar tu chocolate caliente casero o bien un rico mole. Si no quieres complicarte mucho también lo puedes comer solo. 

Orégano

El consumo de hierbas con alto contenido de antioxidantes es una de las cosas más fáciles y baratas que puedes hacer todos los días para beneficiar tu salud. Las hierbas, como el orégano, están llenas de nutrimentos y son poderosos antiinflamatorios. Sus propiedades antioxidantes se deben principalmente a su contenido de ácidos fenólicos y flavonoides.

El orégano contiene aceites volátiles que estimulan los procesos naturales de desintoxicación del hígado, ayudando a eliminar los compuestos en exceso como los estrógenos. El orégano, al igual que otras hierbas que ayudan a eliminar los estrógenos, ayudan a prevenir el desarrollo de células cancerosas dependientes de estrógeno, comúnmente asociadas con cáncer de próstata, mama, útero y ovario.

¿Cómo utilizarlo?: El aceite de orégano es uno de los mejores antibacterianos que existen para estimular el sistema inmunológico. Si tomas aceite de orégano como suplemento, asegúrate de tomar tus pro bióticos por separado, ya que el aceite de orégano destruye las buenas bacterias del pro biótico si se toman al mismo tiempo.

Jengibre

El jengibre es un poderoso súper alimento que contiene aceites volátiles que proporcionan propiedades antibacterianas, antivirales, antiparasitarias y anti fúngicas. Se ha visto que el jengibre estimula la digestión, ayuda a aliviar el dolor y aumentar los niveles de glutatión en el cuerpo.

Sus componentes activos 6-gingerol y 6-shogaol proporcionan protección contra el cáncer gastrointestinal y de hígado.

¿Cómo utilizarlo?: Puedes hacer tu propio jengibre fermentado para un tónico rico en antioxidantes o en un delicioso té calientito. También lo puedes agregar a sopas, guisados, adobos, aderezos, ensaladas y sazonadores.

Nueces y semillas

Las nueces y semillas son una excelente fuente de vitamina E, magnesio, fibra, biotina, manganeso y fitosteroles y también son conocidas como grasas buenas para el corazón. Las nueces de Brasil son una de las mejores fuentes de selenio, las semillas de girasol en menor medida el selenio es un mineral importante para el sistema inmunológico.

Las nueces de la india son una buena fuente de vitaminas B, las avellanas de nutrimento esencial durante el embarazo. Entre los frutos secos, los pistaches tienen la mayor concentración de fitosteroles y las almendras se asocian con la reducción del colesterol total.

Agrega semillas de calabaza, chía y linaza a tu dieta para obtener ácidos grasos omega-3 y ayudar a tu cerebro.

¿Cómo utilizarlas?: Se recomienda remojar nueces y semillas antes de consumirlas, para eliminar los anti nutrientes propios de estos alimentos que interfieren con la correcta absorción de sus nutrimentos en el cuerpo. Almacena las nueces y las semillas en el refrigerador o congelador, ya que los aceites que se liberan pueden hacer que se hagan rancias fácilmente.

Intenta consumir nueces sin procesar, sin azúcares añadidos, sales y en la medida de lo posible sin pelar. Un estudio encontró que el 50% de los antioxidantes de una nuez se encuentran en la cubierta blanda exterior. Prueba una nueva modalidad de postre con nueces, remojando las nueces de la india para luego triturarlas y usarlas como base para un pay de queso o queso feta.

Haz un trail mix para mejorar tu sistema inmune con semillas de calabaza, almendra y nueces con frutos secos orgánicos. Sustituye la mantequilla de cacahuate por mantequilla de almendras y utiliza semillas de girasol y piñones para hacer un pesto.

Ginseng

El ginseng cuenta con el apoyo de miles de estudios de investigación que analizan su papel en la protección contra el cáncer, la resistencia a la insulina, los trastornos neurodegenerativos y la hipertensión, entre otros procesos fisiológicos. Específicamente, el ginseng es una herramienta poderosa que estimula el sistema inmunológico.

El ginseng se compone de numerosos compuestos químicos que estimulan la homeostasis del sistema inmune y previenen las infecciones microbianas. Algunos de estos compuestos son:

  • Compuestos polifenólicos: potentes antioxidantes vegetales.
  • Polisacáridos ácidos: estructuras especializadas que desempeñan un papel importante en la función del tejido conectivo, como los vasos sanguíneos, el cartílago, el hueso, la piel y los discos espinales.
  • Poliacetilenos: compuestos quimiopreventivos que también se encuentran en las raíces y los bulbos del apio, hinojo y perejil.
  • Saponinas triterpenoides tetracíclicas: también conocidas como ginsenósidos, son un tipo de esteroide vegetal que se encuentra en plantas medicinales.

¿Cómo utilizarlo?: Existen 3 tipos principales de ginseng que tienen diferentes efectos medicinales: el ginseng americano y el ginseng asiático (Panax ginseng) y el ginseng siberiano (Eleutherococcus senticosus). La forma más popular de consumir ginseng es preparar un té casero elaborado con raíz de ginseng recién molida o comprar la hierba ya molida. Debes preguntar a tu médico antes de consumirlo para asegurarte de que no haya contraindicaciones y descartar cualquier interacción con medicamentos.

Utiliza estos alimentos anticancerígenos de la mejor manera, aun cuando no tengas esta enfermedad. Recuerda que tienen propiedades que ayudan a que tu cuerpo este protegido contra bacterias y enfermedades comunes.

Si quieres saber más sobre alimentación saludable, suscríbete a mi Newsletter. Si requieres atención personalizada, puedes agendar una cita y comenzar tu plan de alimentación, de acuerdo a tus necesidades. Como Health Coach mi principal motivación es ayudarte a tener un cuerpo saludable.

Responder a LarryHex Cancelar respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *