7 hierbas adaptogénicas que te ayudan a bajar los niveles de cortisol (y el estrés)

Probablemente has escuchado de los efectos negativos del cortisol: la hormona del estrés. En este artículo conocerás cómo reducir los niveles de cortisol en tu cuerpo y vivir menos estresado.

Los niveles altos de cortisol y el estrés crónico pueden afectar cada sistema fisiológico en tu cuerpo, incluyendo la tiroides y las glándulas adrenales. Además, altos niveles de esta hormona en tu cuerpo pueden hacerte sentir ansioso e irritable, provocar ganancia de peso y pérdida de masa ósea y llegar a agotar tus niveles de energía. También contribuyen al desarrollo de diabetes y al aumento del riesgo de enfermedades cardiovasculares.

El cortisol es conocido también como la hormona del envejecimiento.

Los niveles altos de cortisol ponen a tu cuerpo en un estado de escape o pelea, estimulando el sistema nervioso central y las glándulas adrenales. Cuando esto ocurre hay una disminución en la secreción de jugos digestivos y un aumento en la presión arterial. Esto genera un estado de constante estrés que termina por agotar tus glándulas adrenales, estresar tu tracto gastrointestinal y apresurar el envejecimiento.

Entonces, si te quieres ver y sentir más joven, además de estar sano, curar la fatiga adrenal es esencial. Para ello, debes tener bajo control tus niveles de cortisol.

Los efectos secundarios del cortisol crónicamente elevado pueden incluir:

  • Ansiedad
  • Enfermedades autoinmunes
  • Cáncer
  • Síndrome de fatiga crónica
  • Gripas
  • Desbalances hormonales
  • Síndrome de intestino irritable
  • Problemas en la tiroides
  • Dificultad para la perder peso

Por lo anteriormente mencionado, podrás darte cuenta de la importancia de nivelar tus niveles de cortisol. El consumo de adaptógenos te ayudará a lograrlo de una forma natural.

¿Qué son los adaptógenos?

Los adaptógenos son una clase única de las plantas medicinales que ayudan a equilibrar, restaurar y proteger el cuerpo. Como explica el naturópata Edward Wallace, los adaptógenos no tienen una acción específica, pero ayudan a responder a cualquier influencia o agente estresor, normalizando las funciones fisiológicas del cuerpo.

La naturópata Marcelle Pick dice que las hierbas adaptogénicas pueden recargar tus glándulas suprarrenales, ayudándote a responder al estrés. Algunos adaptógenos son: ashwaganda, astrágalo, ginseng, raíz de regaliz, albahaca morada, algunos hongos y rhodiola. Según Jan Whiticomb, hay 16 hierbas adaptogénicas probadas.

Las 7 mejores hierbas adaptogénicas para bajar los niveles de cortisol
  1. Gingseng

El Gingseng es rico en beneficios y es el adaptógeno más conocido. El gingseng asiático (Panax gingseng) es considerado el más efectivo.

De acuerdo con Wallace, se ha demostrado que el gingseng asiático puede mejorar el desempeño mental y la capacidad para soportar el estrés. Este gingseng rojo también tiene efectos antioxidantes, antidepresivos y puede ayudar a disminuir naturalmente la presión arterial y los niveles de glucosa en sangre.

Existen algunos adaptógenos a los que se les llama gingseng aunque técnicamente no lo son, pero son similares en composición o efectos.

  1. Albahaca santa ó morada

También llamada tulsi, esta albahaca también es conocida en la India como el “elixir antienvejecimiento”. Algunos estudios sugieren que los beneficios de la albahaca santa son:

  • Ayudan a la recuperación de la fatiga y el estrés,
  • Estimulan el sistema inmunológico y regulador de los niveles de glucosa en sangre, la presión arterial y niveles hormonales.
  1. Ashwaganda

La Ashwanda, a veces llamada gingseng de la India, se utiliza en la medicina ayurvédica para regular el sistema inmunológico y aliviar la ansiedad. La Ashwanda ha sido utilizada en la medicina oriental por más de 2,500 años y tiene efectos inmuno-moderadores que estimulan el sistema inmunológico y ayudan al cuerpo a disminuir los niveles de cortisol.

  1. Astrágalo

La raíz de astrágalo aumenta la inmunidad y amortigua los efectos del estrés. Incrementa la cantidad de compuestos anti-estrés en nuestro cuerpo utilizándolos para reparar y prevenir los daños relacionados con el estrés. También ayuda a reducir la capacidad de las hormonas del estrés como el cortisol para unirse a sus receptores.

  1. Raíz de regaliz

La raíz de regaliz ayuda a incrementar la energía y resistencia, estimular el sistema inmunológico y proteger al timo contra los efectos del cortisol. Su uso requiere de supervisión profesional ya que puede afectar la presión arterial.

  1. Rhodiola

La Rhodiola (rhodiola rosea) o raíz de oro es un potente adaptógeno que ha sido objeto de muchas investigaciones. La Rhodiola proporciona un efecto amortiguador contra la fatiga mental y física relacionada con el estrés. De acuerdo con Whiticomb, la Rhodiola ha sido utilizada por los astronautas rusos, atletas y personal militar.

A través de los años se han empezado a descubrir los mecanismos por los cuales actúa como un adaptógeno. La rhodiola rosea contiene un fitoquímico conocido como salisdroside. Dicho componente ayuda a aliviar la ansiedad y combatir el envejecimiento.  De esta manera, la Rhodiola suprime la producción de cortisol y aumenta los niveles de proteínas resistentes al estrés.

Además, estudios han encontrado que restaura los patrones normales de alimentación y sueño después de períodos de estrés; reduce la fatiga mental y física; y protege contra el estrés oxidativo, estrés por calor, radiación y exposición a productos químicos tóxicos.

La Rhodiola también protege el corazón y el hígado, aumenta la oxigenación, mejora la memoria, e incluso se puede alargar la vida. Por si fuera poco, nuevas investigaciones demuestran que es eficaz como coadyuvante en la pérdida de peso.

  1. Cordyceps

Las setas cordyceps, reishi, shiitake y maitake son hongos con propiedades antioxidantes y ricos en nutrimentos. Se puede decir que no son adaptógenos en estricto sentido, pero cada uno tiene propiedades adaptogénicas, antitumorales y estimulantes del sistema inmune.

Añadir adaptógenos a tu rutina diaria puede hacerte más resistente contra los efectos dañinos de los altos niveles de cortisol. Sin embargo, para protegerte contra el estrés crónico, que puede mermar tu calidad de vida, también es recomendable tener una buena alimentación, un descanso adecuado, realizar actividad física regularmente y tener relaciones sociales sanas.

Como health coach, yo te puedo ayudar y guiar hacia una vida más saludable. Con ayuda de mi asesoría nutricional, podrás alcanzar tus objetivos de peso, salud y bienestar en general. Contáctame para reservar una Consulta Profesional y comenzar tu nuevo estilo de vida.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *