deficiencia de magnesio

10 signos de deficiencia de magnesio en tu cuerpo

¿Sabes la importancia del magnesio en tu cuerpo? Continúa leyendo, te puede interesar.

El magnesio es uno de lo minerales mas abundantes en el cuerpo humano y es utilizado en mas de 300 procesos fisiológicos distintos. Desafortunadamente la deficiencia de magnesio es una de las más persistentes en nuestra sociedad hoy en día, debido a que no se conoce como tal su importancia.

¿La falta de magnesio puede estar afectando tu salud? Averigua cuáles son sus signos y las mejores formas de incluirlo en tu dieta.

Hay 10 grandes signos que delatan si tienes o no deficiencia de magnesio.

1. Procesamiento cognitivo deficiente:

Si tienes episodios frecuentes de neblina mental, mala concentración o problemas constantes de memoria, puedes tener deficiencia de magnesio. Las mitocondrias dependen mucho del magnesio para la producción de energía, por lo que una deficiencia puede obstaculizar significativamente el rendimiento cerebral. No es ninguna sorpresa que la suplementación con magnesio ha demostrado mejorar el aprendizaje y la memoria.

2. Dolores de cabeza y migrañas crónicas:

Se ha encontrado que las personas que padecen migrañas crónicas muy seguido tienen deficiencia de magnesio. Teniendo en cuenta lo importante que es el magnesio para una función nerviosa adecuada, esto tiene mucho sentido.

El magnesio desempeña un papel clave en la regulación de la producción de neurotransmisores, que también puede influir en las migrañas. La suplementación con magnesio de forma regular ha demostrado disminuir tanto la frecuencia como la intensidad de las migrañas. Además, se ha demostrado que el magnesio tiene el mismo efecto en los dolores de cabeza no migrañosos.

3. Estreñimiento y síndrome del intestino irritable:

El estreñimiento es un problema digestivo muy común. El aporte adecuado de magnesio realmente suaviza las heces al atraer el agua hacia el intestino, ayudando a la evacuar correctamente.

Si las heces se vuelven demasiado duras, se mueven más lentamente a través del colon y se convierten en un problema. Es por eso que siempre recomiendo el magnesio cuando oigo esta queja. Además, el magnesio juega un papel importante en la regulación de las contracciones musculares del intestino. De esta manera, el magnesio también puede ser muy útil para aliviar molestias y calambres debido al síndrome de intestino irritable u otras condiciones similares.

4. Fatiga:

El magnesio está muy involucrado con la producción de energía. Como se mencionó anteriormente, las mitocondrias dependen en gran medida del magnesio para producir energía. La función mitocondrial determina principalmente los niveles de energía. Además, el magnesio apoya las glándulas suprarrenales que también pueden desempeñar un papel enorme en la producción de energía.

El magnesio está involucrado en muchísimos procesos enzimáticos del cuerpo y la deficiencia hará más difícil realizar más de 300 procesos normales, ya que actúa como un estresante crónico en el cuerpo y drena tu energía. Si todo el tiempo estas cansado, aumentar tu consumo de magnesio puede mejorar tus niveles de energía drásticamente.

5. Insomnio:

El insomnio es una de las condiciones que veo que mejoran en gran medida al empezar la suplementación con magnesio. Esto se debe a que el magnesio está involucrado en la producción de GABA en el cerebro, que es lo que se conoce como neurotransmisor inhibitorio.

Esto es sólo un producto químico que promueve la relajación. Si no tienes suficiente magnesio para producir cantidades adecuadas de GABA, el sueño probablemente se vea afectado. Aunque hay otros nutrimentos involucrados con la producción de GABA, el magnesio es un factor crítico que determinará de manera importante la calidad del sueño.

6. Espasmos Musculares y Cólicos:

Debido a que el magnesio es tan importante para una transmisión nerviosa adecuada, no es ninguna sorpresa que también desempeña un papel vital en la contracción muscular. Cuando el magnesio se agota, las contracciones musculares pueden llegar a ser débiles y no coordinadas, dando lugar a espasmos involuntarios y calambres dolorosos.

Éste es realmente uno de los signos tempranos más comunes de la deficiencia de magnesio. Los espasmos ocurren típicamente en las piernas, pies, y a veces incluso en lugares como los párpados. Si eres mujer, también puedes experimentar síndrome premenstrual cuando las reservas de magnesio están bajas.

7. Dolor Crónico y Fibromialgia:

El dolor crónico y afecciones relacionadas como la fibromialgia están fuertemente relacionados con la tensión del cuerpo. Esta tensión puede ser puramente física, pero también puede ser agravada por el estrés emocional. Emociones como ansiedad, ira y preocupación contribuyen a la tensión física. Con el tiempo esta tensión crónica conduce al dolor.

Cuando las reservas de magnesio están bajas, el sistema nervioso puede llegar a ser hiperexcitable (que significa que se sobre estimula fácilmente) lo que puede aumentar tensión muscular. El magnesio puede ayudar mucho con esto, ya que tiene un efecto general calmante en la mente y el cuerpo y al mismo tiempo relaja los músculos.

8. Arritmia cardíaca:

El corazón es un músculo que constantemente se contrae sin necesidad de ser controlado conscientemente. Al igual que con otros músculos, el corazón depende en gran medida del magnesio para una contractilidad adecuada.

Se cree que esto se debe a su papel en la regulación de las concentraciones de calcio y potasio en el tejido muscular. Si notas que tu corazón late irregularmente, el magnesio puede ayudarte. Esto incluye latidos cardíacos rápidos, latidos cardíacos lentos, y cambios repentinos en el ritmo cardíaco sin razón aparente.

9. Entumecimiento y hormigueo:

Si a menudo se siente entumecimiento u hormigueo en el cuerpo, como en las manos y los pies, es probable que se deba a un cambio en la actividad nerviosa. Por ejemplo, la neuropatía periférica (un efecto secundario común de la diabetes) se caracteriza por estas sensaciones. Debido a su papel en la transmisión sana del nervio, la deficiencia de magnesio puede estar involucrada en estos padecimientos.

Se han realizado pocas investigaciones sobre este mecanismo específicamente, pero algunos estudios han demostrado que el magnesio puede ser capaz de aliviar o prevenir el entumecimiento y hormigueo en las extremidades. Este efecto se ha destacado en la investigación que muestra propiedades protectoras contra la neuropatía periférica inducida por ciertas terapias contra el cáncer.

10. Trastornos del estado de ánimo:

El magnesio juega un papel crucial en la regulación y equilibrio de los neurotransmisores. Los neurotransmisores son productos químicos en el cerebro que regulan los patrones de pensamiento y los comportamientos que van desde la motivación hasta el sueño y la concentración (entre muchos otros).

Como mencione anteriormente, el magnesio está particularmente involucrado en la producción de GABA, que es un neurotransmisor calmante. Una pobre capacidad para producir GABA adecuadamente resulta en condiciones tales como ADD/ADHD, ansiedad, irritabilidad y desequilibrios de humor en general. Si te identificas con estos sentimientos muy a menudo, deberías considerar aumentar tu consumo diario de magnesio.

Si te sentiste identificado con alguno de estos síntomas, necesitas cambiar tu dieta y comenzar a darle magnesio a tu cuerpo. Como health coach puedo bridarte una dieta completamente personalizada, que ayude a contrarrestar estos problemas que tu cuerpo claramente está mostrando.

Adquiere tu paquete Nutrición y Fitness y no solo tonifica tu cuerpo, también dale las herramientas necesarias para lograrlo y así tener una mejor salud. Agenda tu cita y aprovecha su precio especial, por tiempo limitado.

CompartirShare on Facebook8Tweet about this on TwitterPin on Pinterest0

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *