Bajar de peso no sólo tiene que ver con las calorías que consumes

¿Comes de forma saludable, evitas consumir alimentos poco saludables, haces ejercicio y aún así la báscula no se mueve para abajo? Esto te interesa.

Si todo lo que importa son las calorías ingeridas vs calorías gastadas, entonces ¿Qué está pasando aquí?

Como Health Coach esta es una pregunta con la que me enfrento muchas veces en el consultorio, ya que algunos pacientes llegan frustrados por no poder perder peso o seguir subiendo a pesar de todos sus esfuerzos, tema que a mí me resulta igual de frustrante ya que en ellos veo culpa, baja autoestima y estrés.

La verdad es que en la mayoría de los casos ganar peso no tiene que ver con la falta de fuerza de voluntad o incluso lo que hacen o dejan de hacer y mi trabajo consiste en hacerlos consientes de esto y ayudarlos a ser más cariñosos y menos duros consigo mismos.

Al principio de mi carrera sabía muy poco acerca del control de peso, pero hoy sé que hay especialistas en nutrición que todavía se enfocan solamente en la ingesta de alimentos y la energía gastada; sin embargo, como Health Coach me he dedicado a encontrar los problemas de raíz, las enfermedades y condiciones de las que se derivan estos problemas, evitando enfocarme únicamente en los síntomas.

Hoy entiendo que hay ocho factores físicos y emocionales que determinan nuestro peso para bien o para mal. La buena noticia es que pueden tratarse con métodos naturales y cambios de alimentación. Lo principal es que preguntes a tu doctor si alguno de estos factores puede estar interponiéndose en tu disminución de peso, en que te sientas más ligero, con más energía y más sano.

Los desbalances hormonales son una causa importante en cuanto a aumento de peso.

Afecta especialmente a las mujeres en la menopausia y perimenopausia o a aquellas que están tomando pastillas anticonceptivas, debido a que tienen niveles bajísimos de estrógenos y esto genera un aumento de peso. Puedes poner tus hormonas en equilibrio otra vez escogiendo anticonceptivos no hormonales o siguiendo un programa de hormonas bio identicas que son muy diferentes a las hormonas sintéticas que están en la mayoría de las medicinas.

Baja producción de hormona tiroidea

Las disfunciones en la tiroides pueden afectar en gran medida el metabolismo. Desafortunadamente este problema es sub diagnosticado en un 40% por que los doctores tienden a basarse solamente en los estudios de laboratorio que normalmente tienen rangos de normalidad para personas enfermas o mayores y no personas sanas y jóvenes. Las disfunciones tiroideas pueden detectarse fácilmente utilizando puntos de referencia mas precisos y específicos, haciendo un cuestionario de síntomas tiroideos o simplemente haciendo un examen para evaluar los reflejos y el metabolismo. Tu doctor puede resolver este problema fácilmente recetandote una pequeña cantidad de hormona tiroidea de origen natural y un suplemento de yodo.

Niveles altos de azúcar en la sangre, resistencia a la insulina, pre-diabetes o diabetes.

Las personas que tienen niveles altos de glucosa en sangre se convierten en resistentes a la insulina y tienen niveles elevados de colesterol, lo que hace muy difícil perder peso. La buena noticia es que tu doctor puede hacerte análisis y si es necesario recomendarte algunas modificaciones a tu alimentación y/ó el consumo de suplementos naturales. Con estos remedios puedes restaurar el balance de glucosa en sangre y empezar tu camino hacia la pérdida de peso.

El estrés es un factor importante para la ganancia de peso (no importa la causa )

Dormir mal, el trabajo, acontecimientos importantes de la vida, hacer mucho ejercicio y restringir mucho las calorías causan mas estrés en el cuerpo. Meditar y realizar ejercicios de respiración (hay muchísimas aplicaciones buenísimas) pueden ser de gran ayuda para manejar el estrés y evitar subir de peso.

Problemas digestivos como parásitos, levaduras y sindrome del intestino permeable.

Todas estas condiciones pueden hacer que subas de peso en gran medida por la inflamación que generan. Tu doctor, nutriólogo o Health Coach pueden recomendarte hierbas, probióticos y enzimas para mejorar tu microbiota.

Intolerancias o alergias alimentarias

Algunas de las alergias e intolerancias más comunes, como por ejemplo al gluten, maíz, lácteos, azúcar y huevos, pueden causar una reacción inflamatoria y aumento de peso en algunas personas. Recuerda que no solo es importante la cantidad de calorías que consumes, la calidad también importa.

Exposición a metales pesados

Las toxinas, como el mercurio y el plomo, pueden afectar tu cuerpo a nivel celular, creando desbalances hormonales que pueden hacer que subas de peso. Esto no tiene nada que ver con las calorías consumidas y gastadas.

Uso de antidepresivos

En algunas ocasiones los doctores recetan antidepresivos a las mujeres que están deprimidas durante la menopausia y perimenopausia pero el problema es que muchas veces esta depresión es causada por la disminución en los niveles de estrógenos, por lo que puede ser mas lógico balancear las hormonas con estrógenos bio idénticos antes de recetar antidepresivos.

Es realmente importante encontrar de donde viene el aumento de peso y las causas de raíz. Trabaja en equipo con tu doctor para corregir cada problema y lograr un estilo de vida con una dieta saludable y un programa de ejercicio que sea adecuado para ti.

Si aún no cuentas con ayuda personalizada, agenda una cita conmigo y prepárate para llegar a tu peso ideal de la manera más sana y segura.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *